7 consejos para mejorar el diseño de una página web

De vez en cuando debes probar cosas nuevas. Y si ya sabes algo, ¡practicar! Por aburrimiento, por refrescar, por perfeccionar, por lo que quieras. Siempre hay una buena razón para tomar desafíos, por eso en este post les voy a compartir 7 consejos para mejorar el diseño de una página web.

Puedes añadir diseños conceptuales a tu portafolio, hacer un blog sobre tus experiencias, crear tutoriales, conocer mejor en qué eres realmente bueno, conocer nuevas herramientas, tomar un desafío junto con otros colegas, etc. El punto es hacer algo diferente, salir de tu zona de confort, o hacer lo mismo bajo otras condiciones.

Obviamente, hay desafíos que no es recomendable realizar mientras realizas un trabajo para un cliente. ¡Hay que ser cauteloso! Por supuesto no hacer nada que tenga consecuencias mayores o pueda quitarnos más tiempo del que teníamos estimado para entregar las solicitudes.

Veamos algunas sugerencias de desafíos para practicar, aprender o mejorar tus habilidades.

1. Intenta construir algo nuevo

Construir algo nuevo, aunque sea con una plantilla, puede ser un reto interesante. Lograr una interfaz con un scrolling horizontal, un site de 3 columnas o posicionar una imagen de una forma que no hayas hecho antes, en pantalla completa y de forma responsive por ejemplo. También podrías probar nuevos módulos CSS, verificar el funcionamiento de algunos plugins, añadir nuevos elementos, etc.

2. Cambia los colores

Es tentador mantenerse siempre haciendo las mismas cosas que conoces, sobre todo porque sabemos qué colores funcionan mejor, cómo están configurados e incluso forman parte de nuestro sello personal. A menos que haya un manual o guía de marca, normalmente es fácil caer en el mismo estilo.

Bueno, ya que lo sabemos, ¡hay que salir de la caja! Construye un website con una gama de colores diferente a lo que haces siempre. Más colores brillantes o fuertes, juega con la saturación, prueba estilos con muchísimo contraste, usa colores pasteles, un estilo blanco y negro… ¡todo depende de ti!

3. Copia un layout complicado

Ojo, no se trata de copiar exactamente el website de alguien más. Se trata de retarte a construir un website desde cero, inspirarte en uno que te guste y averiguar cómo hacerlo por tu cuenta. Es un buen ejercicio para afinar tus habilidades con HTML/CSS/JS y aprender los principios detrás de las buenas decisiones en cuanto a diseño web.

Podrías copiar un website de ventas al detal, para verificar cómo manejar la cantidad de código que requiere, o copiar un sitio de noticias para ver cómo se maneja una gran cantidad de texto de forma responsive.

4. Diseña y codifica un site usando herramientas nuevas

Si estás acostumbrado a utilizar Foundation, Bootstrap o algún framework menos conocido, intenta con uno diferente. Intenta con un CMS nuevo, Intenta con un manejador de archivos o un editor de textos distinto. Si eres un programador a quien le gusta escudriñar y aprender, conoce otras herramientas y sobre todo, más que usarlas, aprende cómo funcionan. La clave no es cambiar todo tu workflow, pero definitivamente es una oportunidad de obtener muy buenas ideas.

5. Intenta una nueva metodología

Similar al punto anterior, puedes buscar tiempo para intentar una nueva metodología de trabajo. Si eres especialista en la parte gráfica, intenta ver cómo tus colegas arman sus mockups, cómo organizan las capas, etc. y ve qué puedes aprender de ellos.

Pregunta a tus amigos programadores, entra en foros, mira tutoriales. Tal vez encuentres cómo hacer más eficiente tu trabajo.

6. Refina un diseño viejo

En cualquier disciplina, cuando miramos nuestros trabajos viejos a veces tendemos a sentir un poco de vergüenza porque probablemente no contábamos con la experiencia de ahora. ¡No te frustres! Intenta reformar y mejorar un diseño que ya funcione, agregarle cosas, probar modificaciones, mejorar los textos o la tipografía, usar mejor los colores, etc.

Simplemente observa lo que pasa cuando aplicas nuevos conocimientos a un viejo diseño, en vez de borrarlo y comenzar todo de nuevo.

7. Sigue un tutorial (pero uno difícil)

Los tutoriales son una fuente excelente de información, sobre todo en esta área.  No copies y pegues un código, o hagas movidas simples. Busca un tutorial bueno, extenso, y tipea cada línea de código tú mismo. Sigue cuidadosamente cada paso en Photoshop. Observa cómo todo va cambiando conforme se arman las piezas. Si hay algo que no entiendas, googlea hasta que lo hagas. El desafío no es de creatividad, sino de entendimiento y de mejora de habilidades.

¿Qué otro desafío recomiendas? ¡Coméntanos!

Esto también te puede interesar